Meditaciones

Motivo y consecuencia

Cuando confundimos el motivo con la consecuencia, parecemos esas bicicletas con el piñón roto: pedaleamos, pero la bicicleta no avanza, aunque nos sigamos esforzando... (ver artículo)

Oración del corazón

Si podemos unirnos en el diálogo sincero con Dios, podremos unirnos también en muchas otras cosas. La verdadera oración nos debe anonadar frente a la sublime y omnipotente Presencia de Dios (ver artículo)

Las piedras gritan

Las Sagradas Escrituras nos entregan mensajes para que seamos capaces de reconocer los signos de los tiempos... Sin embargo, el mundo ha ignorado en gran medida ésta gracia Divina (ver artículo)