Meditaciones

Reír, sonreir y amar

Demos alegría al mundo, demos esperanza y optimismo también. Y hagamos que nuestras sonrisas, nuestras palabras o nuestros silencios hagan crecer a quienes nos rodean... (ver artículo)

Jóvenes, escuchen

La multitud respondió con una fervorosa aclamación, gritando que amaban a Jesús y que estaban dispuestos a seguirlo... Necesitamos una generación de jóvenes que abracen el anhelo de la santidad (ver artículo)

Hágase Tu Voluntad

¿Cuántas veces hemos rezado “hágase Tu Voluntad, así en la tierra, como en el Cielo”? ¿Hemos entendido el profundo sentido de esta oración hecha por Jesús, Dios hecho Hombre, a Su Padre? (ver artículo)

Corazón simple

Llama la atención la gente con un corazón sencillo, aquellos que hacen de lo complejo, de lo sofisticado, algo cotidiano, entendible por todos... como, probablemente, es Dios... (ver artículo)

El orden y el desorden

Nuestro Dios, mientras tanto, es un Ser de infinito Orden. Un Orden basado en el Amor, en la Paz y en la Justicia. El orden que el Espíritu Santo nos inspira es el del equilibrio interior y exterior. (ver artículo)

Los tiempos de Dios

Los tiempos del Padre, de la Creación, del Pensamiento Divino que todo lo hizo... Los tiempos del Hijo, de la Redención, del amor del Padre expresado en el Hombre Dios... (ver artículo)