Meditaciones

El orden y el desorden

Nuestro Dios, mientras tanto, es un Ser de infinito Orden. Un Orden basado en el Amor, en la Paz y en la Justicia. El orden que el Espíritu Santo nos inspira es el del equilibrio interior y exterior. (ver artículo)

Los tiempos de Dios

Los tiempos del Padre, de la Creación, del Pensamiento Divino que todo lo hizo... Los tiempos del Hijo, de la Redención, del amor del Padre expresado en el Hombre Dios... (ver artículo)

Más cerca, oh Dios, de ti

Cuando llegue ese día, día de resurrección del hombre, esta mirada que hoy tengo sobre los montes puros y cubiertos de un manto níveo, será la misma mirada que tendremos del mundo entero. (ver artículo)

Flores en el desierto

El testimonio es directo y conmovedor que deja pensando en aquellos que decidieron y ejecutaron. Produce terror el meditar a qué extremos puede llegar el ser humano en su maldad. Pero aún queda esperanza. (ver artículo)