Meditaciones

Juan Pablo II, una luz en la Iglesia

Nuestro Amado Jesús tuvo dos naturalezas: la Humana, y la Divina. La Humana provino de Su Madre, Purísima e Inmaculada, la nueva Eva. Y la Divina provino del hecho de que El es el Verbo de Dios, Dios hecho Hombre. Por eso es que el Credo de Nicea dice (ver artículo)

Con intención virtuosa

Es muy notable como la misma actitud, el mismo gesto, puede en dos personas distintas contener significados opuestos. Una buena acción de alguien a veces nos deja con la extraña sensación de que algo está mal allí. Y la misma situación puesta en (ver artículo)

Mi Cruz de San Benito

Las pequeñas historias de nuestra vida cotidiana suelen transmitir el testimonio de la Presencia silenciosa pero amorosa de Jesús en nuestra vida. Si prestamos atención veremos que Dios se hace presente, sólo es cuestión de tener fe y saber reconocerlo. (ver artículo)

¿Cuál es tu Viña?

foto_novedades_2
El Señor nos hace referencia en las Escrituras a Su Viña. ¿Pero a que se refiere El con este mensaje, puesto en términos de nuestros tiempos? La viña del Señor es Su obra, el lugar donde se trabaja para la misión de la Salvación. ¿Cuál es tu (ver artículo)

Como fue con los profetas

Estudiar la historia del pueblo judío en el Antiguo Testamento es una de las experiencias más enriquecedoras que se puedan vivir. Se llega a sentir una gran familiaridad, una gran cercanía con el pueblo elegido que deambuló por aquella bendita región (ver artículo)

Las piedras gritan

Las Sagradas Escrituras nos entregan mensajes para que seamos capaces de reconocer los signos de los tiempos. Así, cuando Jesús entró glorioso a Jerusalén, sus discípulos lo alabaron a viva voz, por todos los milagros que habían visto. ¡Hosanna!, (ver artículo)