Devociones

Algunas de nuestras devociones y oraciones predilectas. No pretendemos aquí recoger todo el devocionario de la Iglesia porque eso es una tarea demasiado grande para nosotros, pero si aquellas que mas llegan a nuestro corazón. La oración y la contemplación abren el Corazón Misericordioso de Dios

Santa Cristina de Bolsena

En Bolsena, ciudad de la Toscana, santa Cristina, virgen y mártir (s. inc.) Etimológicamente: Cristina = Aquella que sigue a Cristo, es de origen latino. Breve Biografía Nació en Toscana, en la margen derecha del lago Bolsena, en un villorrio (ver artículo)

Santa María de La Pampa

Vestida con el rústico poncho a usanza de los primeros habitantes: el indio, el gaucho. Su cabeza no luce corona, sino que la cubre un pequeño velo; en actitud de caminante, como primera misionera. (ver artículo)

Santa Mónica, madre de San Agustín

Mónica significa dedicada a la oración y a la vida espiritual. Santa Mónica es conocida por haber sido la madre de San Agustín y por haber logrado la conversión de su hijo. Mónica nació en Tagaste ( África del Norte ) a unos 100 km de la ciudad (ver artículo)

Santa Rita de Cascia

La santa de lo imposible. Fue una hija obediente, esposa fiel, esposa maltratada, madre, viuda, religiosa, estigmatizada y santa incorrupta. Santa Rita lo experimentó todo pero llegó a la santidad porque en su corazón reinaba Jesucristo. Nació en (ver artículo)

Santa Rosa de Lima – Patrona de América

Desde nuestra querida Diócesis de Zárate - Campana, nos hacen llegar esta hermosa noticia y posibilidad de conocer el verdadero rostro de Santa Rosa de Lima, patrona de América. Santa Rosa de Lima, Patrona de América Latina, nació el 30 de abril (ver artículo)

Santa Teresa de Jesús

"Nada te turbe, nada te espante.Todo se pasa. Dios no se muda.La paciencia todo lo alcanza.Quien a Dios tiene, nada le falta.Sólo Dios basta." Santa Teresa de Jesús fue reformadora del Carmelo, Madre de las Carmelitas Descalzas y de los Carmelitas (ver artículo)

Santo Cura de Ars

San Juan María Vianney, aquél hombre de fe profunda que, a pesar de las dificultades, entregó al Señor su vida como párroco de Ars y consigo llevo a cuantos lo escuchaban y se confesaban con él. (ver artículo)