Milagro en Chile, después de una muerte cerebral

Veronica-Soberg-beato-Faustino-Miguez (ft img)

El 15 de octubre de 2017 será canonizado el Beato Faustino Míguez (1831 -1925), sacerdote calasancio natural de Xamirás (Orense, España) y fundador de las Hijas de la Divina Pastora, una institución consagrada a la educación de niñas.

El milagro que permitirá su culto por la Iglesia universal se obró por su intercesión en una mujer chilena, Verónica Stoberg Tejo, catequista en un colegio de la congregación a quien a las 36 semanas de embarazo de su cuarto hijo, tras una severa hemorragia interna, se le diagnosticó muerte cerebral.

La historia milagrosa

El 13 de septiembre de 2003, un padre y sus tres hijas estaban rezando intensamente en la capilla de su colegio, el Divina Pastora de la Florida (www.cdplf.cl, cerca de Santiago de Chile). En el hospital, la mamá de esta familia estaba muriéndose, tras un cesárea, y los médicos parecían incapaces de ayudarla. Ya iban a retirarle todo tratamiento.

En esta oración la familia Núñez Stobert pidió la intercesión celestial del beato Faustino Mínguez, el fundador de las Religiosas de la Divina Pastora, la congregación del colegio. La imagen de este sacerdote español que murió con 94 años en 1925 estaba allí, en la capilla.

Y Verónica Stobert, la mujer de Pedro Núñez, se recuperó inexplicablemente en pocas horas. Semanas después no le quedaba ninguna secuela.

Todo sucedió ante los ojos y el control atónito de médicos del siglo XXI en un hospital de Chile, el país con mejores índices de salud maternal y perinatal del continente americano (exceptuando a Canadá).

Ésta es la historia, contada por sus protagonistas

_________________
Fuente: Religión en Libertad