“Receive Me (I’m yours)”, canción del Hermano Isaiah Inspirada por la Madre Teresa

Brother Isaiah (ft img)

Madre Teresa dijo: ‘La oración no es pedir’. Renewal in Motion dijo en un post: “La oración es ponerse en manos de Dios, a su disposición, y escuchar su voz en la profundidad de nuestros corazones”. Estas palabras inspiraron el nuevo sencillo de Brother Isaiah, Receive Me (I’m yours).

Al igual que Jacob’s song, Receive Me es refrescante por su sencillez, abriendo el tema con la melódica guitarra de Jack Johnson y un canto que parece salido de los Fugees. La canción y el video son relajados y personales, olvidándose de la ciudad y estableciendo un espacio más minimalista en donde el fraile contempla su relación con Dios:

Aflojas mi control sobre la vida
Aligeras mi corazón con tu amor
Relajas mi alma en tus tiernos brazos
Y aquietas mi corazón
En este silencio lleno de amor
Si aquietas mi corazón
Oh amor
En tus manos, mi vida
En tu camino, mis pies
En ti oh Señor, lo abandono todo

Muchas canciones inspiradas en Madre Teresa se centran en sus años de servicio a los pobres y enfermos de Calcuta. Es fácil ver por qué: santa Teresa le recuerda al mundo que “el fruto de la fe es el amor”, y “el fruto del amor es el servicio”, no sólo con sus palabras, sino con sus acciones. Asombró al mundo con el servicio sin límites, que le valió el Premio Nobel en 1979, la Medalla Presidencial de la Libertad en 1985, e innumerables otros galardones.

Pero Madre Teresa dio testimonio de otra verdad: la fe proviene de la oración -esa actitud fundamental de apertura a Dios- y esa oración, a través del fruto de la fe, el amor y el servicio, florece en la paz. Como su misma vida y la de muchos otros santos dejó claro, esta es una paz que va más allá de la mera felicidad, y no es incompatible con el sufrimiento y la oscuridad espiritual.

Lo que nos atrae de Receive Me es lo que sigue atrayéndonos de la vida de Madre Teresa. Es lo que básicamente son la fe y la oración: entrar en una paz que trasciende el entendimiento.

__________________
Fuente: Aleteia