Meditaciones

Tres Personas, Un Unico Dios

Muchas veces nos encontramos en dificultades para explicar los misterios de Dios, dada nuestra pobre inteligencia. Personalmente, siempre me ha resultado difícil transmitir el misterio de la Santísima Trinidad a aquellos que por su religión o por su (ver artículo)

¡Explosión de Santos!

Me dijo un amigo: tengo la impresión de que durante los tiempos de Juan Pablo II, nuestro amado Pontífice, se han visto más Canonizaciones que en otros tiempos de la Iglesia. Y también parece que, en promedio, toma menos tiempo para canonizar a las (ver artículo)

Reina del Cielo

c_medjugorje_3
Jesús, elevado en la Cruz, nos regaló una Madre para toda la eternidad. Juan, el Discípulo amado, nos representó a todos nosotros en ese momento y luego se llevó a María con él, para cuidarla por los años que restaron hasta su Asunción al Cielo. María (ver artículo)

Como fue con los profetas

Estudiar la historia del pueblo judío en el Antiguo Testamento es una de las experiencias más enriquecedoras que se puedan vivir. Se llega a sentir una gran familiaridad, una gran cercanía con el pueblo elegido que deambuló por aquella bendita región (ver artículo)

¿Quo vadis?

¿Dónde vas? Increíblemente, después de una vida junto a Jesús y Su Madre, Pedro necesitó de este empujón final del Señor para animarse a invertir sus pasos, y volver a Roma para entregarse al martirio final. ¿Dónde ibas, Pedro?. ¿Qué hubiera (ver artículo)

Juan Pablo II, una luz en la Iglesia

Nuestro Amado Jesús tuvo dos naturalezas: la Humana, y la Divina. La Humana provino de Su Madre, Purísima e Inmaculada, la nueva Eva. Y la Divina provino del hecho de que El es el Verbo de Dios, Dios hecho Hombre. Por eso es que el Credo de Nicea dice (ver artículo)

Bajo fuego

Hace pocos días recibí carta de un soldado español que está actualmente en Irak. El combatiente relata historias sorprendentes, de ataques permanentes, de día y de noche. ¡Es un verdadero infierno! Situaciones de guerra tremendas, en que el hombre (ver artículo)