Meditaciones

Juan Pablo II, una luz en la Iglesia

Nuestro Amado Jesús tuvo dos naturalezas: la Humana, y la Divina. La Humana provino de Su Madre, Purísima e Inmaculada, la nueva Eva. Y la Divina provino del hecho de que El es el Verbo de Dios, Dios hecho Hombre. Por eso es que el Credo de Nicea dice (ver artículo)

Demasiada inteligencia

“Soy demasiado inteligente para creer en esas cosas”. Esta increíble frase referida a las cosas de Dios se escucha muy a menudo, y otras veces aunque no se la escucha, se la intuye en la actitud de las personas. Para poder comprender el tremendo (ver artículo)

Bajo fuego

Hace pocos días recibí carta de un soldado español que está actualmente en Irak. El combatiente relata historias sorprendentes, de ataques permanentes, de día y de noche. ¡Es un verdadero infierno! Situaciones de guerra tremendas, en que el hombre (ver artículo)