«Motivos», canción de Abel Pintos, y cómo seguir a Jesús

Abel Pintos (ft img)

Esta canción nos ayuda a reflexionar sobre el evangelio de Mateo 16, 13-23, donde Jesús les pregunta a los discípulos «Y ustedes, ¿quién dicen que soy?». Es una pregunta que también podemos hacernos a nosotros mismos. En esta canción, Abel habla sobre su motivo para vivir hoy.

Estos son algunas preguntas en las que podemos reflexionar:

Motivos
Abel Pintos

Y si te cuento los motivos,
Que tengo hoy para vivir
Cómo te explico lo esencial
De tu existencia para mi?
Llevas la luz de mi bandera,
Y el don de la sinceridad.
Confio más en vos que
En todo lo que pueda imaginar

No me importa para donde vas,
Yo voy sin mirar atras,
Si te tengo por delante.
Cuando quieras caminar,
No me importa donde vas,
Quiero ser tu acompañante
A veces pierdo los sentidos,
Pensando el tiempo de partir
No quiero irme de este mundo
Con mil cosas por decir

No me importa para donde vas,
Yo voy sin mirar atras,
Si te tengo por delante
Cuando quieras caminar,
No me importa donde vas,
Quiero ser tu acompañante
Y sin pecar de loco ni atrevido,
Yo te elijo mi destino y mi camino por seguir
Si ya anduve solo demasiado,
Quiero vivir a tu lado lo que quede por vivir

Y no me importa para donde vas,
Yo voy sin mirar atras,
Si te tengo por delante.
Cuando quieras caminar,
No me importa donde vas,
Quiero ser tu acompañante
Y no me importa para donde vas

Si te tengo por delante
Y cuando quieras caminar,
No me importa donde vas,
Quiero ser tu acompañante
Y andar andando por andar,
Por un camino sin final

¿Cuál es mi motivo para vivir hoy?

Preguntémonos con sinceridad: ¿Por qué nos levantamos cada mañana? ¿Qué es lo primero que pensamos cuando escuchamos el despertador? A veces estamos tan acostumbrados a la rutina que no nos preguntamos por qué hacemos las cosas. ¡Qué lindo sería volver a darle un sentido a cada cosa que hagamos! Volver a poner a Jesús en cada actividad que realizamos. Aunque sea cocinar, viajar en colectivo o escuchar música. Él quiere estar con nosotros en cada momento.

¿Me dejo guiar por Jesús?

Para hacer esto tenemos que aprender a escucharlo. Muchas veces pensamos que Dios solamente le habla a algunos pocos elegidos, pero en realidad Él siempre está tratando de comunicarse con nosotros, a través de la oración, de su Palabra, de la cotidianidad de tus tareas y a través de las personas que están a nuestro alrededor. Es importante estar atentos para poder escuchar Su voz. Esa voz que nos invita a acercarnos más a Él y a los hermanos. «El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que nace del Espíritu.» Juan 3, 8

¿Jesús está conmigo siempre?

Jesús no está al final del camino, está siempre a nuestro lado. Podemos pensar que llegar a Dios depende de nosotros y de que nunca nos equivoquemos. Pero Él nos amó primero, nos amó desde antes de que naciéramos y nos conoce más que nosotros mismos. Él nos dejó la Eucaristía para poder recibirlo como la muestra más grande de amor. Nos otorgó el sacramento de la Reconciliación para borrar nuestros pecados y volver a intentarlo. Jesús quiere acompañarnos en cada paso. «Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él». Juan 3,16-17

¿Recorro mi camino solo?

No caminamos solos, tenemos hermanos para caminar. Al compartir con ellos nuestros sueños, miedos y experiencias de fe, descubrimos que podemos aprender mucho unos de otros.

«Entonces denme esta alegría: pónganse de acuerdo, estén unidos en el amor, con una misma alma y un mismo proyecto. No hagan nada por rivalidad o vanagloria. Que cada uno tenga la humildad de creer que los otros son mejores que él mismo. No busque nadie sus propios intereses, sino más bien preocúpese cada uno por los demás» Carta a los Filipenses 2, 2-4

Que esta canción les ayude a reflexionar ¡Cómo seguir a Jesús!

_______________
Fuente: Catholic-link