Fiesta de la Misericordia Divina

Divina Misericordia (ft img)

El domingo después de Pascua celebramos la fiesta de la Divina Misericordia, según las revelaciones de Jesús a Santa Faustina. Era la devoción preferida de S.S. Juan Pablo II, junto con la de Fátima, por la que se sentía protegido.

La novena de la Misericordia es muy poderosa, concediéndose numerosas gracias: «Durante este novenario concederé a las almas toda clase de gracias», reveló Jesús a Santa Faustina. -Diario, Nº 796.

«Aquéllos que proclamen mi gran Misericordia, Yo mismo los defenderé en la hora de la muerte como mi Gloria, aunque los pecados de las almas fuesen negros como la noche.» -Nº 378.

«Esta es la hora de la gran Misericordia para el mundo entero. …En esta hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de mi Pasión.» -Diario, Nº 1320.

 

Indulgencias

En semana Santa, se concede indulgencia el Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado Santo, y en la Vigilia Pascual. También el domingo después de Pascua, llamado de la Misericordia Divina.

 

Decreto

Jesús Misericordioso“Se concede indulgencia plenaria, con las condiciones habituales (confesión sacramental, comunión eucarística, y oración etc.), al fiel que, en el domingo segundo de Pascua, llamado Domingo de la Misericordia Divina, en cualquier iglesia u oratorio, con espíritu totalmente alejado del afecto a todo
pecado, incluso venial, participe en actos de piedad realizados en honor de la Misericordia Divina. O al menos rece, en presencia del Santísimo Sacramento de la Eucaristía, públicamente expuesto o conservado en el Sagrario, el Padrenuestro y el Credo, añadiendo una invocación piadosa al Señor Jesús misericordioso.” (Ej.: “Jesús misericordioso, en ti confío”.)

Indulgencia Parcial

“Se concede indulgencia parcial al fiel que, al menos con corazón contrito, eleve al Señor Jesús misericordioso una de las invocaciones piadosas legítimamente aprobadas. (“Jesús misericordioso, en ti confío.”)

 

Revelaciones de Jesús

Las revelaciones de Jesucristo a Santa Faustina Kowalska están aprobadas,reconocidas y muy recomendadas por la Iglesia. «Mi corazón sufre porque hasta las almas consagradas ignoran mi Misericordia y me tratan con indiferencia. ¡Cómo me lastiman! Si no creen en mis palabras, crean al menos en mis llagas.» -Diario, 699 (?)

«Que los sacerdotes anuncien mi gran misericordia por las almas pecadoras;nque no tema el pecador de acercarse a mi.» -Nº 1396.

Por ellas se instituyó la fiesta de la Misericordia, concediéndose indulgencia plenaria en su día, el domingo después de Pascua: «Que la fiesta de la Misericordia sea refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores. Ese día están abiertas las entrañas de mi Misericordia.» -Diario, Nº 699.

«Deseo conceder el perdón total a las almas que se acerquen a la confesión y reciban la santa Comunión el día de la fiesta de mi Misericordia.» -Jesús a Santa Faustina, Diario, Nº 1109.