Apariciones y milagros
Revelaciones
Devociones
Meditaciones
Libros electronicos
Testimonios
   
 
Aparición en Banneux - Belgica, 1933
Introducción
Parte 1
Parte 2
Parte 3
parte 4

Banneux se sitúa en Bélgica. Depende del pueblo Louveigné, que está a 25 kilómetros de Lieja, capital de la provincia. El nombre de Banneux  proviene del príncipe Hugo de Auvergné, el cual concedió una carta-privilegio a los habitantes de aquellas llanuras, reconociéndoles el derecho al uso de los prados y bosques. Este privilegio se conoce con el nombre de banalidad, de donde tomó el nombre de Banneux, "lugar banal". De ahí que Banneux haya sido siempre bien común de los pobres.

Este es el punto elegido por el Cielo para que Santa María, Nuestra Señora de los Pobres, se apareciera ocho veces a la niña, de 11 años, Mariette Beco, en 1933. Doce días después que Nuestra Señora, habiendo mostrado su corazón de oro, le dijo "Adiós" a los niños de Beauraing, Bélgica, hizo sentir su presencia maternal otra vez en Banneux, unas cincuenta millas al noroeste. Mariette no tenía un apoyo de sus padres para el desarrollo de su fe, sino todo lo contrario. Su Madre fue un freno a la aceptación de que María se manifestaba a la niña. El padre, en cambio, fue quien dio un giro a la historia: dio crédito a lo narrado por su hija.

La Virgen se aparecía a la niña en el jardín de su casa, dándole breves mensajes que fueron configurando el sentido de la aparición a medida que se sucedían las visiones. Lo resaltable de ésta aparición Mariana, es que prácticamente al mismo tiempo se desarrollaba otra manifestación de María también en Bélgica: en Beauraing se presentó también la Madre del Salvador. Esta situación no ayudó a dar credibilidad a lo dicho por Mariette, porque se pensaba que ella estaba sugestionada por los relatos que llegaban de la otra aparición que se desarrollaba allí cerca. Sin embargo, Dios puso lo necesario para que lo dicho por la niña fuera aceptado: los milagros se sucedieron de tal manera que no hubo modo de negar lo sucedido.

La devoción a Santa María bajo la advocación de "Nuestra Señora de los pobres" fue aprobada por la Santa Sede el 22 de agosto de 1949. Existen otras apariciones que han sido aprobadas favorablemente y permitido su culto por el Obispo del lugar, pero sin el pronunciamiento de la curia vaticana. Banneux, por tanto, goza del beneplácito de Roma, uno de los pocos casos a lo largo de la historia de las apariciones Marianas.

En 1941, el nombre de Baneux es sustituido por el de Nuestra Señora de Banneux, en agradecimiento a Santa María por su especial protección durante la Segunda Guerra Mundial. El pueblo había prometido consagrarse a Ella si les defendía contra el terror de los bombardeos. Y así fue como se libró Banneux de todo mal físico, mientras el pueblo vecino, Louveigné, fue saqueado a sangre y fuego.

Dios, una vez más, nos envió a Su Madre para dejar en claro que El no se aleja ni nos olvida. Su Presencia es clara señal del cuidado que Jesús tiene por nosotros: Su Madre es quien El envía para cuidarnos como Sus niños predilectos.

Ingrese a las secciones de éste artículo y admire los detalles y mensajes de ésta aparición de María, nuestra Madre Celestial

Agradecemos a la revista Maria Mensajera por el material de éste escrito, el cual fue completado y comentado por la editorial de Reina del Cielo (Revista María Mensajera núm. 297 Octubre 2005 pp.5-10)


Indice de Contenido

- Parte 1
    +

Bélgica, tierra predilecta


- Parte 2
    +Mariette enfrenta la oposición del mundo
- Parte 3
    +Tercera Aparición: "Soy la Virgen le los pobres"
- parte 4
    +Séptima Aparición: "Reza mucho. Hasta pronto."

 
Ingrese una palabra o frase clave para su búsqueda
Suscríbase a la lista de envios de novedades
Sitios que recomendamos
Envíenos sus comentarios
¿La salvacion es por la fe o por las obras de bien?

Por la fe solamente
Por las obras solamente
La fe sin amor es como una campana vacia
Nos salvamos por Misericordia de Dios
Enviar a un amigo
Dirección Amigo:
Mi Dirección:
Enviar
    Enlaces de interés | mapa del sitio| Contáctenos en: info@reinadelcielo.org| Agregar a favoritos| Página de Inicio
copyright 2004 todos los derechos reservados